cartel_negocioarmas

El Sipri (Stockholm International Peace Research Institute, think tank internacional dedicado al estudio de conflictos, producción, comercio y distribución internacional de armamento, etc) en su informe 2009 refiere que el comercio internacional de armas sigue creciendo; así, la media entre 2004 y 2008 ha sido un 21% mayor que en los cuatro años anteriores. En el ranking de los países exportadores los principales son EEEE, Rusia, Alemania, Francia y el Reino Unido, los cuales acaparan el 79% de las exportaciones en dicho período. El siguiente país en la lista es….España…

El Sipri estima que el comercio internacional de armas en el 2007 fue de unos 51.100 millones de dólares estadounidenses, lo que indicaría un 0.3% del total del comercio mundial. Dicha cifra, en realidad, se queda corta ya que algunos exportadores importantes como china no facilitan sus datos. La cifra en ese mismo período de ayuda para el desarrollo fue de 15.000 millones de dólares.

El final de la guerra honorable, esa en la que dos ejércitos se enfrentaban montados a caballo, uno frente a otro, que supuso la II Guerra mundial conllevó el traslado de la guerra, de los combates a la población civil. Así, lo que empezaron siendo “víctimas colaterales” acabaron convirtiéndose en un objetivo en sí mismo: aterrorizar a la población se ha convertido en una estrategia militar más. Todo un entramado legal, el DIH (Derecho Internacional Humanitario) orientado a sentar bases, entre otras cosas, de la protección a civiles en las guerras ha sido cuidadosamente dinamitado desde el día que se crearon las cámaras de gas en Auschwitz, desde los bombardeos masivos de Dresde, desde Guantánamo, desde las víctimas civiles en Irak o Afganistán, desde Gaza y Cisjordania, desde las guerras de los Balcanes, Darfur, Rwanda……Los civiles son un objetivo militar más. En el mejor de los casos, las potencias ocupantes de un país (EEUU en Irak, la Coalición Internacional en Afganistán) no cumplen con su deber de protección de la población civil según está estipulado en las convenciones de ginebra.

 

Así que en este contexto de violaciones generalizadas del DIH, ¿es moralmente lícito o inocuo participar en la industria y/o comercio mundial de armamento y tecnología armamentística? Y, ¿cómo participamos nosotros, los ciudadanos?

 

A todo esto intenta contestar la exposición que DASS ASTURIAS produce con la colaboración de la Axencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo.

 

Informe sobre la Venta de Armas
Informe realizado por Francisco Rodríguez Gómez según fuentes de AI, ONU, OXFAM, Ministerios de Industria y Defensa del Estado Español entre otras.